Citas.

"La vocacion del politico de carrera es hacer de cada solucion un problema. "
Woody Allen

"La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnostico falso y aplicar después los remedios equivocados."
Groucho Marx

"la política es demasiado importante como para dejarla en manos de los políticos profesionales"
Varios autores

martes, diciembre 13, 2005

Viajes: Interrail

Como estoy hartito de tocar el tema de nacionalismos varios voy a iniciar una serie sobre viajes. A consecuencia de mi viaje a Viena he rememorado diferentes episodios de ese viaje iniciático que fue el interrail allá por el verano de 1982 (concretamente entre el 23 de julio y el 21 de agosto). Ese viaje fue una experiencia memorable para mi y creo que para todos mis compañeros de viaje (que raro suena esto de "compañeros de viaje").

Es curioso rememorar algunos detalles de ese viaje y compararlos con cómo viajo ahora.
  • No llevábamos guía de prácticamente ninguna ciudad.
  • A excepción de Alesandria, Florencia y París, no seguimos nunca el plan de viaje inicial, lo cual fue una sabia decisión porque tres días en Innsbruck en un albergue que cerraba antes de la puesta de sol hubiesen sido muy duros.
  • Excepto en Venecia, no reservamos nunca con antelación en ningún albergue (y así nos fue). En Venecia reservamos Angel (dos noches) y yo (una), pero fue una reserva presencial: al comprobar que no había plazas para el día que llegamos reservamos para los días siguientes.
  • Dormimos en estaciones, en trenes (más de 10 noches, empezando por la primera), en un parque (precisamente en Viena, enfrente de la Votiv Kirche), en una carpa de un circo en Munich y, a veces, también en albergues (Florencia, Venecia aunque no todos ni todas las noches, Riva di Garda, Innsbruck, Salzburgo, Heilderberg, Copenhague, Estocolmo y París). No olvidaré fácilmente los trayectos de ida y vuelta de Venecia a Milán o de Viena a Salzburgo para pasar la noche.
  • No comimos en ningún restaurante. Todo lo más en un comedor universitario o en McDonalds, pizzerías y similares. Mención especial al bocata de patatas con sospechosa salchicha rosada de París.
  • Hasta Viena, algo así como el día 11 del viaje no llegamos a tomar algo en una terraza.
  • No tengo ninguna foto del viaje.
Pero la sensación de libertad que daba el decir: "vamos a Viena, que aburre esto" y, sencillamente, presentarse en la estación, comprobar los horarios y tomar el primer tren para allá. Una vez en el tren, bastaba con rellenar el origen y destino en la libretilla y presentarlo junto con el pasaporte al revisor. A veces, hasta le pedíamos prestado un boli al mismo revisor...

Podría relatar algunas anecdotas, como la de los taiwaneses y las latas, la del encuentro no planificado con David en Viena, y otras más, pero por el momento me limito a constatar las diferencias de estilo en el viaje. Lo que dan y quitan los años...

Por cierto, el interrail sigue existiendo con importantes novedades:
  • Hay zonas: grupos de paises vecinos. Se puede comprar interrail para 1 zona, para 2 zonas o para todo. Esto implica variedad de precios.
  • Se puede viajar con más de 26 años, eso sí, el viaje cuesta más.

Pues de momento es suficiente. Hasta la próxima, amables lectores.

PD. Lo de las fotos no es una indirecta. Angel, te las he pedido hace mucho tiempo, o sea que consideralo como un recordatorio personal, eso sí, de buen talante.

2 comentarios:

vent dijo...

Gracias por la información Jesús.

Ángel dijo...

Fotos, fotos...yo mismo no tengo ni idea de dónde están esas fotos. Pero buscaré estas navidades en León. Lo prometo

Si te gusta...

/* esto es lo de Google Analitycs */