Citas.

"La vocacion del politico de carrera es hacer de cada solucion un problema. "
Woody Allen

"La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnostico falso y aplicar después los remedios equivocados."
Groucho Marx

"la política es demasiado importante como para dejarla en manos de los políticos profesionales"
Varios autores

jueves, abril 19, 2007

Interrail (8) Firenze III


En total estuvimos tres noches en Florencia, todas en el mismo albergue. Estábamos en los inicios del viaje y dado nuestro presupuesto, teníamos verdadero pánico a los precios que podíamos encontrar más al norte. Por ello, mirábamos una, dos y tres veces los precios antes de decidirnos a cualquier gasto que no fuese el albergue y los supermercados. Para elegir albergue, en general, no había mucho que rascar, había como mucho dos por ciudad y de precios muy similares. Pero para una pizza, cinco sitios examinados. Un helado, cuatro. Y siempre, claro, acabábamos en el más barato. Todavía pasarían siete días antes de que nos sentásemos en una terraza a tomar un café. Y, por supuesto, no probamos una copa en todo el viaje, eso sí, alguna cerveza cayó...

Los tres días no me dejan impresiones diferenciadas. Recuerdo un día en las afueras de Florencia, redescubriendo la ciudad desde la lejanía. También subir a la cúpula del Duomo. Otro día fuimos a un banco a cambiar cheques de viaje por primera vez. Tenía una cierta aprensión con los papelitos, había ensayado mi firma muchas veces para que no tuviese problemas a la hora de identificarme, pero aún así, estaba un poco mosca. Tras cambiar moneda vimos el David de Miguel Angel. Por alguna razón, a pesar de las fechas veraniegas, no había demasiada gente para verlo, no hicimos cola para entrar. Me dicen que eso es imposible ahora. Visto al natural, impresiona, quizás porque no éramos conscientes de su tamaño, pensábamos en un tamaño natural y ver esos 4 metros sobre un pedestal imponen. Sucede lo contrario con la sirenita de Copenhague, pero eso es otra historia.

Fue en Florencia cuando entramos en la rutina del viaje interrail: albergue, movida por la ciudad, contacto con los mochileros. Allí empezó de veras nuestro viaje, y aquí acaba este capítulo.


PD. La foto mía fue colgada a petición de Angel y Raquel. Habrá más.


PPD. Hoy Barcelona tiene una bruma casi londinense y una humedad bastante grande. Me recuerda el ambiente de las montañas en los trópicos.

7 comentarios:

Pablo dijo...

En este sábado tan señalado, te he enviado una pieza musical en tres partes a la dirección de correo que anuncias en este blog.

¡Felicidades!

don´t dijo...

O sea, que con 43 tacos recién cumplidos,¿todavía te ensañas con tus oidos viendo a Mr. Waters y demás ralea?. Que sea para bien.

sarpo dijo...

Felicitats, Chus.
Un petonás.

Ángel dijo...

¡Felicidades!

De esos días en Florencia recuerdo que nos encontramos con Mariel Isakson (y quizá con Teresa), que vimos también a un par de guaperas leoneses gays que viajaban en vespa (en una vespa rosa) y que alguien dijo que había visto a Antonio Gala. Yo a Gala no le vi, pero de lo demás doy fé.
Los de la moto rosa eran unos tipos a los que les gustaba llamar la atención. Yo les conocía de San Isidro, donde uno vestía un mono naranja fluorescente.
Lo de Mariel lo recuerdo claramente, porque, aunque estaba hablando conmigo en las escaleras del palazzio de la Signoria, un italiano trataba de ligar con ella, preguntándole por su nacionalidad: ¿americana?, ¿sueca?... ella siempre respondía que no. Al final dijo que era colombiana (lo cual era cierto) y fue el italiano el que dijo que no.

Anónimo dijo...

Llévame a Florencia contigo, serias un buen guía y bueno....lo que tercie

heptafon dijo...

mmm ¿quién ha hecho ese último comentario?

Anónimo dijo...

Gracias a esta lectura acabo de recordar que fue en Florencia donde firmé por primera vez en la forma en que lo vengo haciendo desde entonces. El espacio permitido para la firma del portador en los "Traveller Cheques" era alargado, así que decidí hacer una firma alargada. También recuerdo el albergue, el más bonito del viaje. Sobre todo la galería exterior con sus arcos y su baranda. El puente Vecchio sobre el rio Arno y los diablos amarilos que rechazaron compartir mis sardinas, a pesar de que aquellas conservas era todo lo que tenía para comer (no son devoradores de pescado esos tipos ?). Los conocimos en el autobús camino del albergue y fue entonces cuando oí por primera vez en mi vida el término inglés "body language". Debí haber sacado más conclusiones de este hecho.

"body language" = latas de sardinas.

Si te gusta...

/* esto es lo de Google Analitycs */