Citas.

"La vocacion del politico de carrera es hacer de cada solucion un problema. "
Woody Allen

"La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnostico falso y aplicar después los remedios equivocados."
Groucho Marx

"la política es demasiado importante como para dejarla en manos de los políticos profesionales"
Varios autores

miércoles, enero 09, 2008

Interrail (14) Innsbruck




Innsbruck. Mis conocimientos previos de la ciudad se reducían a los juegos olímpicos de invierno y a una vaga imagen del traje típico tirolés, quizá herencia de un juego infantil muy lejano en la memoria, la baraja de familias del mundo. También sabía que seria de un tamaño similar a León, la ciudad natal de casi todos los viajeros.

La llegada fue dura. Las 4 am. Una estación llena de mochileros. Yo había dormido en una silla plegable en el pasillo del tren(postura no recomendable) y en la estación debía buscar un rincón donde echar el saco para dormir un par de horas. Al final encontré mi sitio debajo de unas sillas en la sala de espera y aunque pueda parecer imposible, dormí. Pero poco tiempo, porque pasadas las 6 am procedieron a despertarnos a todos los inquilinos. Nos dirigimos al albergue, un sitio bastante agradable pero con un horario draconiano: a las 22.00 h cerraban el chiringo y no pasaba ya nadie...

El primer día, tras el típico paseo por el centro, la comida en un parque y otra vuelta por el barrio se nos hizo de noche. Eran las 20 h y en el entorno del albergue (como a 500 m a la redonda) no se veía más que algún transeúnte paseando su perro por el parque. Empezamos a entender el horario: a partir de las 19 h la ciudad, hasta donde éramos capaces de explorar, cerraba.

Creo que fue entonces cuando decidimos abandonar definitivamente nuestro plan "una ciudad
= 3 días". No era justo igualar este recién descubierto muermo con, por ejemplo, Florencia. De esta manera, tras consultar el horario de trenes (una de nuestras primeras adquisiciones cuando llegábamos a un país), fijamos nuestra salida de Innsbruck para la noche del día siguiente. También cambiamos el destino, en vez del previsto Salzburgo, iríamos a Viena, durmiendo por el camino. Serían 500 km que daban para unas 7 h de viaje en vez de 180 km que apenas representaban una siesta.


El día que quedaba de estancia lo aprovechamos para visitar, en primer lugar, el trampolín olímpico. Desde la parte de arriba se divisaba, como ominosa premonición, un camposanto, tras el cual se extendía la ciudad como una bestia adormilada al calor de agosto (nota: tengo derecho a soltar alguna frasecita así, de vez en cuando). Después, los bonitos barrios residenciales con unos chaletitos y unas casitas francamente envidiables, en apariencia desocupados, que no abandonados. Seguramente, la temporada alta en esta ciudad alpina (como los lápices de colores) sea el invierno, ya que la ciudad está rodeada de montañas donde se ubican estaciones de esquí, pero en el momento en que la visitamos, la sensación que transmitía era de una cierta desolación, exceptuando el centro.
En el centro de Innsbruck pudimos comprobar que las fotos que abren esta entrada tienen su base. No era difícil encontrar hombres y mujeres talluditos luciendo similares galas a las de la baraja citada.
Y con esto doy por concluida la estancia en Innsbruck. Estamos ya a 3 de agosto de 1982, sólo quedan 18 días (el 21 de agosto hicimos el último viaje..).

6 comentarios:

sarapo dijo...

La del alba sería, querido Heptafon. Das mas saltos que un canguro. Igual este verano cae Eurocopa y cae Salzburgo. Si no, el año que viene iremos a presenciar in situ el Concierto de Año Nuevo.

don´t dijo...

Sólo recuerdo el trampolín: un esquiador con mal tino podía caer directamente en el cementerio. ¡Eso es espíritu olímpico!.

devisita dijo...

¿Y las fachadas-balcones dourados?
Nosotros fuimos en agosto.
Salzburgo mereció una visita.
La peña, en general y a excepción de Viena, me pareció en Austria un poco antisemita. Nosotros, tan morenos, le dábamos un poco de agh. O mucho.
(Genial la baraja de las familias del mundo.)

heptafon dijo...

Mmmm ahora que lo dices, como que algo me suena, pero mi memoria es finita, Innsbruck ha quedado aparcado en beneficio de sitios como Florencia o Viena.

Loiayirga dijo...

José Blanco no jugó con la baraja de "la familia tradicional" y así nos va.

Loiayirga dijo...

Decía Devisita que lo suyo no era la nostalgia. Sin duda esta página no es para ella.

Si te gusta...

/* esto es lo de Google Analitycs */