Citas.

"La vocacion del politico de carrera es hacer de cada solucion un problema. "
Woody Allen

"La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnostico falso y aplicar después los remedios equivocados."
Groucho Marx

"la política es demasiado importante como para dejarla en manos de los políticos profesionales"
Varios autores

domingo, mayo 06, 2007

La Prohibición



Ayer hubo una manifestación con el lema que arriba se expone. Un inoportuno resfriado y un compromiso social me impidieron asistir, pero ciertamente mi apoyo a la convocatoria es total.
Y puesto que no he podido ir, he decidido, desde el modesto estrado que me proporciona el blog, dedicar una serie de entradas al tema.

La prohibición de las drogas (así, genéricamente) se apoya en la actualidad en el convenio de Viena de 1988. Este convenio descansa en la convención de Viena de 1971, de hecho se propone reforzar dicho tratado. Bien, el convenio de 1971 tiene un preámbulo que se inicia con esta perla cultivada:

"Las partes (los estados firmantes)
Preocupadas por la salud físical y moral de la humanidad"

Es decir, se erigen en garantes de la ¡salud moral! de la humanidad (nada menos). Mal empezamos.

Cómo se presenta como candidata una droga para ser ilegalizada:

"Si la Organización Mundial de la Salud comprueba:
a) que la sustancia puede producir
i) 1) un estado de dependencia y
2) estimulación o depresion del sistema nervioso central, que tengan como resultado alucinaciones o trastornos de la función motora, o del juicio, o del comportamiento, o de la percepción, o del estado de ánimo, o
ii) un uso indebido análogo y efectos nocivos parecidos a los de una sustancia de la Lista I, II, III, o IV, y

b) que hay pruebas suficientes de que la sustancia es o puede ser objeto de un uso indebido tal que constituya un problema sanitario y social que justifique la fiscalización internacional de la sustancia, la Organización Mundial de la Salud comunicará a la Comisión un dictamen sobre la sustancia..."

El punto i 2 (donde está la primera parte en negrita) se incluyó expresamente para poder incluir al LSD y análogos. En cualquier caso, me parece inaceptable que puedan dictaminar sobre mis estados de ánimo. El siguiente punto es la base de la profecía autocumplida: en el momento en que se ilegaliza una sustancia, si existe demanda de la misma, se origina un problema sanitario y social por la aparición de un mercado negro ligado a la comercialización ilícita de la misma.

Estas son algunas de las bases teóricas para la prohibición. A mí, sencillamente, no me parecen razonables. Pienso que cualquier actividad que emprenda una persona adulta y bien informada debe ser tolerada mientras no cause perjuicio a la comunidad, y eso, lógicamente incluye el consumo de diversas sustancias, ya sean estas hamburguesas XXL, vino o Salvia divinorum.

PD. Seguiré argumentando en torno a este tema que, en principio, me aburre menos que la omnipresente cuestión nacionalista. Pero eso será otro día.

17 comentarios:

pipurrax dijo...

Si han dejado libre a De Juana Chaos, también pueden otorgar la libertad al cannabis ese.

Ángel dijo...

No conocía la justificación para la ilegalización, aunque debería. Me parece muy interesante. Y, también tu crítica. Lo que más me pasma es pensar la cantidad de fármacos legales y subvencionados que caen bajo esa definición.

Loiayirga dijo...

Antes vi este post en otra fecha anterior. Me sorprendió porque no lo había visto antes.

¿Lo tenias en borrador y al publicarlo sali? en la fecha en la que comenzaste a escribirlo?

¿cómo has hecho para que aparezca en la fecha de hoy?

heptafon dijo...

Efectivamente, loiayirga, lo tenía como borrador y asumió al publicarlo la fecha de la creación (del borrador). Si editas luego la entrada hay una opción abajo llamada opciones de entrada donde (entre otras cosas) se puede cambiar la fecha.

Pablo dijo...

"Pienso que cualquier actividad que emprenda una persona adulta y bien informada debe ser tolerada mientras no cause perjuicio a la comunidad".

¿No es eso lo que vino a decir José Mari el otro día con la copa en la mano? ¿Sabes si José Mari fue a la mani?

heptafon dijo...

Veo que Pablo ha captado perfectamente esa alusión velada a JMA. Me temo, no obstante, que conducir bajo los efectos de bastantes sustancias (incluyendo el vino entre ellas) puede causar un perjuicio a la comunidad.

Alomojó, el sr ex-presidente fue, después de su cambio de look, quién sabe.

Loiayirga dijo...

De la piel para dentro empieza mi exclusiva jurisdicción. Elijo yo aquello que puede o no cruzar esa frontera. Soy un estado soberano, y las lindes de mi piel me resultan mucho más sagradas que los confines políticos de cualquier país.

Loiayirga dijo...

El anterior comentario no es mío. Es la frase que Escohotado coloca como introducción a su libro: Aprendiendo de las drogas.

Yo creo que es suya, pero no la firma.

Pone "Anónimo contemporaneo"

A mí la frase me parece una majadería. Dicho sea con todos los respetos para el D. Antonio Eschotado, del que yo he aprendido mucho.

Si después de tomar algo le da un patatús... ¿Estamos los demás autorizados para intentar reanimarlo? ¿tenemos permiso para adentrarnos en ese territorio tan suyo que es su cuerpo? ¿Tenemos algún deber de hacerlo? Supongo que si él es el que se administra lo que quiere no querrá obligarnos a nosotros a ocuparnos de las consecuencias de sus actos libres.

Conclusión: (la que yo saco)
Mi vida es la de los otros. Y la de los otros es mi vida.
Exagerando diría que no existe el "yo", que es una abstración, sino el "nosotros".

Ahora, eso si, habrá que determinar entre todos qué cosas dejamos al libre albedrío de cada uno y a cuales les ponemos normas obligatorias para todos.

¿Debe obligarse al cinturón de seguridad? ¿Debe obligarse el casco en la moto?

Con todo y y pese a lo dicho, creo que la legalización de las drogas ilegales hay que estudiarla y discutirla.

heptafon dijo...

El problema básico de la ilegalización de algunas drogas es que ha generado tal cantidad de intereses que sería muy difícil revertirla (es decir legalizar). Y me estoy refiriendo a los narcos, claro.

heptafon dijo...

pero eso es tema para otra entrada

don´t dijo...

Un aspecto muy importante de la legalización es que permitiría salir del armario a esos millones de personas padres de familia o no, católicos o no, médicos o no, curas o no, ministros o no, catedráticos o no, que según las estadísticas se drogan, sin que por el momento esté demostrado que el mundo vaya peor por ello.

Loiayirga dijo...

Dice Dont que "no está demostrado que el mundo vaya peor por ello"

Cierto que no está demostrado. Pero es muy dificil demostrar cosas así.

El drogadicto es un incapaz. Necesita muletas para andar.
Sería mejor no necesitarlas.
¿hay por eso que prohibir las muletas? Supongo que no. Desde luego tampoco fomentarlas. Y que las use únicamente el que no puede pasarse sin ellas.

ES mejor poder dormir de un modo natural sin necesitar muletas químicas. Supongo el mundo va mejor si existe esa ayuda. Pero creo que no está mal aspirar a un mundo donde la gente no las necesite.

Loiayirga dijo...

Lo de demostrar qué mundo es mejor es sumamente dificil.

¿Sería mejor un mundo en que no disfrutaramos del alcohol pero sin el sufrimiento que generan los que se hacen alcóholicos?

No lo sé. Para mí sería peor, disfruto del alcohol y no sufro a los alcohólicos. Al menos de momento. A lo mejor un día me cruzo con uno conduciendo y me arregla la vida.

Lo que dices, Don´t, da por supuesto que en las drogas todo son beneficios. Por eso el mundo que crean no es un mundo peor. ¿Cómo puedes saber si el mundo no sería mejor sin ellas?

Loiayirga dijo...

Escohotado cree que el drogadicto sería drogadicto aunque no hubiera drogas. ES una pulsión autodestructiva. Si no hay alcohol sería el juego y si no cualquier otra cosa.

El perjuicio de la droga no es de la droga, según él. Su opinión no está demostrada.
------------
En el caso del alcohol el problema es más dificil. Se puede consumir sin abusar. Al menos yo lo hago. Creo que sin daño para mi organismo.
¿Sucede lo mismo con el tabaco?
El tabaco, droga legal, produce un montón de daño a la sociedad. ¿Es bueno ampliar el número de sustancias perniciosas?

Loiayirga dijo...

Somos muy simples. Si algo es legal es que no malo.

Esa es la enseñanza que millones de personas recibirian si se legalizaran determinadas sustancias prohibidas.

¿Esa enseñanza es buena? Yo creo que no.

heptafon dijo...

Quiero dar las gracias a loiayirga por mantener el solito la actividad de este blog.

Este tema es bastante espinoso, conozco gente que se ajusta perfectamente al modelo citado por Loiayirga. Personas con tendencias adictivas, que pasaron de una a otra sustancia (legal o ilegal) con una avidez digna de mejor causa.

Seguiré con el tema en otros posts.
De

don´t dijo...

Efectivamente loyayirga está haciendo que éste modesto Blog ascienda peldaños en Googlelandia.

Cierto es que hay cosas dificiles de demostrar. Pero conviene dejar claro que no están demostradas porque mucha gente usa esos argumentos a favor de mantener la ilegalización. Lo que es claramente imposible es un mundo sin drogas. ¿Sería mejor?. No lo sé.

Sin embargo creo que un mundo con drogas legalizadas sería mejor que la situación actual. Según las estadísticas el narcotráfico genera un porcentaje importante de la delincuencia mundial y a día de hoy no sabemos todavía el número de drogadictos que "ahorra" la ilegalización.

La prohibición tiene, por otra parte una cierta connotación moral: la autoridad "protege" al ciudadano del supuesto disfrute físico y mental que proporciona el alejamiento de la realidad y protege del daño que causan. Parecido a prohibir el sexo a los promiscuos.

Si te gusta...

/* esto es lo de Google Analitycs */