Citas.

"La vocacion del politico de carrera es hacer de cada solucion un problema. "
Woody Allen

"La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnostico falso y aplicar después los remedios equivocados."
Groucho Marx

"la política es demasiado importante como para dejarla en manos de los políticos profesionales"
Varios autores

domingo, abril 12, 2015

Creep

Imagino que algunos de vosotros conoceréis la canción Creep de Radiohead. Su primer éxito. No sabia la repercusión que tenia hasta echar un ratillo buscando en You tube. De paso me aprendí (es muy fácil, cuatro acordes). El tema de la canción es muy popular: la sensación de ser un extraño, la desubicación, con un tono un poco siniestro.  Comenzaré con la versión original de 1992.   


pasamos a una versión jazzy:


Ahora una versión acústica con una cantante Soul, Macy Grey:


¿Hablamos de versiones Acústicas? Una instrumental de un coreano


Otra versión acústica en la televisión francesa


Otra más de la mano y la voz de un sintecho 


Con un quinteto clásico de cuerda


Ahora con un  coro:


Otra prueba de un concurso como la francesa, pero ahora desde Tailandia


Y para acabar una inclasificable de un par de rusos, que desde luego son weirdos..


martes, abril 07, 2015

Interrail, la foto.


Finalmente, casi cinco años después de la última entrada del viaje, aquí está la única foto que he podido encontrar del viaje. Primero, muchas gracias a Antonio por enviarla y a Alejandro Conty por hacerla.

Nos situamos, estamos en Venecia donde nos encontramos, como relaté, con David y con Alejandro, que fue quien hizo la foto. Se nota que David iba con Alejandro porque es el único que mira al fotógrafo.

Si hubiésemos hecho el viaje hoy en día tendríamos no menos de 10.000 fotos y un amplio eco en redes sociales. Pero eran tiempos analógicos, y todo lo que tengo es esta foto. Aunque sé que hay otras...

domingo, marzo 29, 2015

Kioto. Geishas

En esta entrada  voy a mostrar otro de los iconos de Japón, las geishas. Ya todos deberíais saber que las geishas no son putas de lujo. Y si no  os lo recuerdo yo. La ropa puede llegar a los 30.000€ entre la  geisha y su maiko o aprendiz.  Según esta web para un grupo de 4 sale contratar a una sobre 650 € por unas tres horas.

Es realmente díficil ver a las geishas auténticas. Sólo se las vestidas unos segundos entre que salen de sus casas (hanamachi) y toman el taxi que las va a buscar. Se las puede ver en torno a las 18:00 que es media hora antes de que  empiecen sus sesiones.Todas estas fotos están tomadas en el límite sur de Gion. Un barrio que parece anclado en el s XVIII. Si véis una geisha paseando por ahí, seguramente es una turista vestida, que es bastante típico. Por ciento y pico euros te maquillan y alquilan un traje.



Esta me gusta bastante.

Una de las calles al sur de Gion.

Pero putas, haberlas haylas. Visten de otra manera pero no están muy lejos.

Algún local de los muchas variedades que tienen los japoneses pude ver en Pontocho, al otro lado del río del barrio de Gion. Y una zona llena de garitos, restaurantes y putas, que no geishas, al norte de Shijo dori en el distrito de Gion. De estas no tengo fotos....


Una peculiaridad de la hostelería japonesa de todo tipo es pueden ocupar edificios enteros, en la planta baja un bar, en la primera un karaoke, en la segunda dos restaurantes, y así hasta 8, 10 o más. Si además a eso se le une que suelen estar anunciados sólo en kanjis, se pueden recorrer las calles sin saber dónde se mete la gente, más allá de los restaurantes o bares obvios de la planta baja. Aquí, más fotos.

Y así llegamos al final de las entradas relacionadas con mi viaje a Japón. Me despido con esta última foto junto a unas turistas vestidas con su kimono. Tomada el último día antes de partir para el aeropuerto de Kansai. 


Como decía el difunto Leonard Nimoy cuando interpretaba a Mr Spock: larga vida y prosperidad. 

domingo, marzo 22, 2015

Kioto Inari, Uji y otros templos


En esta entrada sigo con los templos de Kioto. Hay uno de donde no dejan sacar fotos y que merece mucho la pena: Sanjusangendo, cerca de la estación. No digo más. Si alguien va, me gustaría que tuviese la misma sorpresa que yo..

Empezamos con los templos de los que sí hice fotos:

Uji Byido-in. está en el pueblo de Uji, a unos 15 km de Kioto. Sólo se puede pasar al interior en visitas guiadas cada 20 minutos. Conviene reservar plaza nada más entrar porque si no, puede tocar esperar hasta una hora, como me pasó a mi.

Y uno de los templos más increíbles de Kioto y Japón entero. El templo de Inari, dedicado al dios sintoísta del mimo nombre que se suele representar por kitsune, el zorro. El nombre coincide con el de un lago finlandés.Pero como vemos no tiene nada que ver. Así como en el templo de Nara había miles de faroles, en este hay miles de torii, o puertas jcon kanjis grabados. Van trazando un camino que se adentra en una colina rodeada de un bosque frondoso. Estuvimos más de dos horas y no pudimos ver más que una tercera parte. Aquí no tendréis sorpresa comosí la tuvieron mis acompañantes, que no tenían idea de dónde se metían....
Al principio del recorrido.
Estas son un poco más arriba, ya cayendo la noche. 
Repito: imprescindible.

Y volvemos a Kioto. empezamos con el Ginkaku ji, el templo de plata. Se llama así porque quería dar la réplica al templo dorado con una cubierta de plata pero al final se acabó la pasta.... Y se quedó sin la plata, pero con un jardín espectacular. Sí, otro más.
Se puede intuir lo que debe ser el otoño aquí.  Ese pabellón fue el que se quedó sin cubrir de plata.


En Kioto hay también bastante costumbre de alquilar un traje típico y hacer turismo con él. Aquí una muestra cerca del último templo de Kioto que voy a sacar en foto.

Que no es otro que el templo de Kiyomizu-dera. Situado en la ladera de una colina, se accede por una calle llena de tiendas turísticas y, aunque no tiene gran cosa dentro, es un reclamo de primera por las vistas sobre la ciudad. Dicen que tanto en la época de floración del cerezo o Sakura y en el otoño es impresionante, y debe ser mucho más difícil de andar por allí. El ajrdín qeu lo rodea es más bien bosque. 

Sólo queda una entrada de Kioto. Y prometo que va a ser interesante.

Nos quedaron muchos templos por ver, pero no podíamos dejar de lado las otras ciudades (o sí) Kioto merece cuatro o cinco días en exclusiva y nosotros estuvimos dos y medio.

domingo, marzo 15, 2015

Curiosidades (2): parrillas y otras cosas

Esta entrada, junto con la otra de curiosidades se me ocurrieron al revisar las fotos tomadas con el móvil.
Efectivamente, existen. En todos los trenes hay un vagón para que las mujeres suban en hora punta y no sean sobadas por tíos salidos.


El shinkansen o tren bala, un día con poca ocupación ;-)


Spanish bar. qué mas puedo añadir.

Y a continuación los diferentes tipos de planchas que vimos en los restaurantes japos.
Esta plancha estaba en un centro comercial de Ginza. La comida era una especie de amalgamas variadas de verduras, pasta  carne y huevo que cada cual terminaba a su gusto en una plancha en el centro de la mesa. Lo que viene siendo un teppanyaki, vamos. No había otra cosa en el restaurante.
Esta era una parrilla de gas en un grill bar de Kioto, en la zona de Gion. Podría ser este sitio  El street view de Google aquí. Estoy casi seguro que este era el lugar. Era curioso ver qeu tenían todo tipo de piezas del cerdo, incluido el pene (WTF)..
Por último unas brasas en otro restaurante. Este era del tipo más clásico con un montón de pequeños reservados. Estaba en Gion, pero no soy capaz de identificarlo. El nombre estaba en kanjis...

domingo, marzo 08, 2015

Nara

Desde Kioto es muy fácil (menos de una hora) y recomendable ir a otra capital imperial, Nara. Osaka, fue capital imperial  durante una docena de años, y Nara fue durante 84, dando nombre a un periodo de la historia de Japón. Nafra tiene en la actualidad unos 380.000 habitantes, mucho

La ciudad es conocida por sus templos tanto budistas como sintoistas así como por su antiguo palacio imperial.Varios de esos templos están situados en el parque de Nara, que forma parte de un enclave verde con una superficie algo superior a cuatro veces el Retiro. 

Dentro de ese parque hay también ciervos semisalvajes. De hecho uno de ellos se acercó a mi, y cuando me quise dar cuenta se había zampado mi mapa de Nara, que sobresalía de mi bolsillo. Y allá que se fue, masticando el papel. Se pueden poner muy pesados si les dais algo. Querrán más.
   

Uno de los bichos junto a una niña japonesa. Esta cierva debía haber comido bien.

El templo de Todai ji. Contiene una estatua de Buda enorme. Los monjes daban visitas guiadas, en japonés, por supuesto. Dentro hay un tronco con un agujero que, dicen, concede la iluminación a los que pasan por él. Es decir, a los niños y las serpientes, por que es francamente estrecho.

Cómo acabar con el paro. Así se corta el césped en el templo...

Por el parque, en una zona más agreste. Aquí, fuera de las escaleras no había zona ajardinada, sino simplemente los árboles y lo que crecía debajo, como se puede ver a continuación.

Esta zona estaba de camino al templo de Kasuga Taisha. Este es un templo sintoísta.
Un detalle del templo, donde estaban preparando un festival.
Otro detalle de las afueras del templo que es conocido por... tener miles de faroles, tanto de piedra como estos de arriba como de metal colgados por todas partes.

Bien, creo que me quedan sólo tres entradas y después... no sé que haré con el blog. En la era de Facebbok, Twitter y Whatsapp, esto queda tan anacrónico como un pergamino.

viernes, febrero 27, 2015

Osaka

Osaka es una de las ciudades más importantes de Japón. Por población es la segunda, con aproximadamente 19 millones de habitantes y por importancia económica también ronda ese ranking. Además tiene una larga historia, desde el siglo V AC hay asentamientos en la zona. Osaka recibe este nombre desde el s XV aunque previamente en este lugar existió una ciudad comercial que fue fugazmente capital imperial algunos años de los siglos VII y VIII. 
Conociendo su importancia nos podemos imaginar lo que sucedió en la IIGM. Exacto, fue bombardeada.  
En el siglo XVI en lugar de un antiguo monasterio se erigió el castillo de Osaka que era la estructura más antigua de la ciudad. Fue reconstruido y ahora ocupa el centro de un parque que merece la pena ver. El castillo mismo es un museo muy majo.
Como en todas las megalópolis japonesas, hay unos cuantos rascacielos. Nosotros subimos al Umeda Sky building, que tiene unas bonitas vistas a la ciudad.
Como podéis ver, bastante grande.

Otra vista. En lo alto del edificio hay un sitio dedicado a los enamorados que cuenta con su propia valla para colocar los candados. Estos japos son muy organizados.

Era sábado y fuimos al distrito Dotonbori, alrededor del canal del mismo nombre. Así tuvimos oportunidad de ver lo que no vimos en Tokio: las zonas urbanas llenas a rebosar de... de todo: gente, anuncios, bares, restaurantes, tiendas. El síndrome de Stendhal pero en vez de por arte, por sobrestimulación sensorial: luces, sonidos, olores, movimiento, como Blade Runner pero a lo bestia...
Peazo centollo.
Anuncios.
¡GENTE!  esta foto está tomada al lado de un Starbucks, más o menos desde aquí. Nos acabamos agobiando tanto que volvimos a Kioto, una media hora larga y cenamos al lado del hotel.

Con todo esto de la gente, ahí cuelgo mi vídeo que a lo mejor conocéis. Música Babymetal.


Más fotos de Dotonbori, aquí

Si te gusta...

/* esto es lo de Google Analitycs */